Gimnasia acuática, Aquagym

Gimnasia acuática, Aquagym

Las clases de Aquagym son de 45 minutos, y un máximo de 18 personas.

El término aquagym viene de mezclar las palabras, gimnasia y agua.

Consiste en hacer deporte en el agua y no nos referimos a la natación, se trata de un ejercicio que tiene como objetivo la tonificación muscular, pero con la ventaja y beneficio de que la ligereza en el agua hace que muchos de los ejercicios y movimientos que se hacen sea imposible de hacer en otros medios.

Los beneficios de esta práctica son numerosos, su éxito se debe sobre todo a que los ejercicios son de bajo impacto, no como ocurriría al realizarlos en el suelo, ya que el peso dentro del agua es menor.

Para saber más haz clic aquí.

Los beneficios son:

activación de la circulación sanguínea.

corrección posicional.

trabajo de la musculatura.

mejora de la respiración.

mejora cardiovascular.

prevención de la obesidad.

aumento de la relajación.

mejora de la flexibilidad y la resistencia.

El término “aquagym”, de etimología inglesa que viene a mezclar los términos “gimnasia” y “agua”, nos acerca ya a una definición del concepto. Se trata pues, de una variante aeróbica dentro del medio acuático. Los beneficios de esta práctica son numerosos. La inclusión de esta práctica en nuestra sociedad es cada vez mayor. Su éxito, sobretodo en sectores poblacionales de edad avanzada o que han sufrido algún tipo de daño articular, muscular u óseo, se debe a varios factores destacables:

La música: Que nos ayuda a relajarnos o activarnos, sintiéndonos más cómodos en la realización de cualquier tipo de ejercicio.

Las propiedades del medio acuático: Que hacen que con un menor esfuerzo, debido a la flotabilidad de nuestros cuerpos, realicemos los mismos ejercicios que haríamos fuera del agua sin sentir tanto el cansancio; que hacen posible una serie de ejercicios imposibles de realizar fuera del mismo; que nuestra temperatura corporal sea mucho más agradable; que al realizar los ejercicios no suframos ningún tipo de impacto, como nos pasaría al realizarlo en el suelo.

La utilización de material: Que nos ayuda a adaptar el esfuerzo con las posibilidades y características de cada persona, ofreciendo mayor o menor resistencia al agua.

La práctica del aquagym resulta ventajosa para un abanico amplio de personas y sus beneficios son importantes:

activación de la circulación sanguínea

corrección posicional

trabajo de la musculatura

mejora de la respiración

mejora de la flexibilidad y la resistencia

mejora cardiovascular

aumento de la relajación

La temperatura del agua: Normalmente entre 28º y 31º C que nos hace más agradable el ejercicio, ayudando a relajarnos.

El aguagym se realiza en piscinas que, normalmente son de poca profundidad, aunque también puede ejecutarse en otro tipo de piscinas. Lo más óptimo sería una piscina con profundidades diferentes en la que se puedan realizar ejercicios de impacto alternados con ejercicios sin impacto.

Podemos diferenciar tres tipos de ejercicios en referencia al impacto de nuestro cuerpo con el suelo:

Ejercicios de alto impacto: Son aquellos en los que se pierde contacto con el suelo y se impacta nuevamente en él de manera más o menos fuerte; como pueden ser los saltos. (En piscinas donde el contacto con el suelo sea permanente)

Ejercicios de bajo impacto: Son aquellos en los que mantenemos un contacto con el suelo, pero sin embargo no impactamos en él de forma violenta. Por ejemplo, arrastrar las plantas de los pies.

Ejercicios sin impacto: Aquellos que se realizan manteniendo el cuerpo en flotación dentro del agua. (En piscinas profundas).

Estas sesiones de aquagym están pensadas para ejecutarse en piscinas donde la profundidad de la misma impida que los alumnos hagan pie, por ello los bloques de ejercicios son sin impacto o con poco impacto. Así mismo el programa puede ser adecuado a una piscina menos profunda ya que los ejercicios pueden ser adaptados fácilmente.

Las sesiones están estructuradas en cuatro bloques principales:

Estiramientos: Se realizarán siempre en el borde de la piscina, donde tendremos un apoyo fijo. Es una fase de vital importancia para evitar lesiones tendinosas y musculares.

Activación: Fase de calentamiento que nos ayuda a pasar de una fase pasiva a una activa, aumentando gradualmente la temperatura corporal y la frecuencia cardiaca y adecuando los músculos, tendones, articulaciones… al nivel deportivo que deseamos alcanzar.

Bloque aeróbico: Fase de mayor activación en la nos será de gran importancia mantener el control de la respiración y de la frecuencia cardiaca.

Vuelta a la calma: De la misma manera que el calentamiento es fundamental, también lo es la vuelta a la calma. El objetivo es pasar de la fase de activación a la de calma de una manera regresiva.

Estiramientos y relajación: Ayudados por la música (que los alumnos deben identificar como música de relajación) instamos a los alumnos a que relajen todos los músculos realizando también un último estiramiento.

El material auxiliar nos ayudará a variar los niveles de las sesiones o a calibrar el nivel de actividad de un alumno con respecto a otro, en el caso de tener alumnos muy dispares en una misma clase de aquagym. Para ello, los alumnos más aptos podrán utilizar las tobilleras durante todas las sesiones haciendo que tengan que trabajar más que los demás para realizar el mismo ejercicio.

También durante todas las sesiones e independientemente del nivel de los alumnos, éstos harán uso del cinturón. Durante la programación haremos uso de otros materiales: mancuernas, fideos, tablas, balones y colchonetas.

Asimismo, para una mayor comprensión todos los ejercicios van acompañados de un dibujo explicativo en el que se indicará con flechas la dirección del movimiento.