Hidroterapia

Hidroterapia

¿POR QUE EN BAHIA MADRID?

En bahía Madrid contamos con una piscina climatizada de 16 por 14 metros, una temperatura de 30ºC y su profundidad oscila de 1,20 a 1,60 metros y está tratada con Bromo y Ozono.

La hidroterapia la desarrolla un fisioterapeuta, que de antemano valora la lesión. Sabemos que cada caso es particular y nos gusta dedicar a cada persona el tiempo necesario para su recuperación, cada patología y dolencia precisan de un tratamiento específico adaptado a cada persona y es por eso la importancia de que quien las desarrolla sea un fisioterapeuta, de esta manera podemos obtener un resultado más óptimo desde las primeras sesiones.

hidroterapia madrid

BENEFICIOS:

Los beneficios y efectos terapéuticos se derivan del efecto mecánico y el efecto térmico.

El efecto mecánico está relacionado con los efectos hidrostáticos (la presión), hidrodinámicos (resistencia del agua) e hidrocinéticos (el movimiento). La flotación permite hacer los ejercicios pasivos y la inmersión permite mantener o restaurar la movilidad, mejorar la propiocepción, el equilibrio y la coordinación, potencia el estado de ánimo y facilita la circulación. Sobre el sistema respiratorio, dificulta la inspiración y favorece la espiración, trabajando así los músculos respiratorios.

El efecto térmico, en temperaturas de 30 grados como tenemos su aplicación es estimulante, antiinflamatorio y analgésico.

La hidroterapia es la aplicación externa del agua con fines terapéuticos durante 45 minutos. Produce masaje y estimulación de los receptores mecánicos de la piel.

En la escuela de natación Bahía Madrid se ofrecen una serie de ejercicios individualizados en una clase colectiva de entre 8 y 10 personas, donde el fisioterapeuta dicta los ejercicios de hidroterapia más afines a la patología del paciente. Con la ejecución de los ejercicios queremos conseguir los efectos que a continuación se detallan, para la mejora de los síntomas patológicos del paciente. Las clases son de 45 minutos.

Para acudir a estas sesiones es necesario una valoración inicial por parte del fisioterapeuta.

Efectos del agua caliente:

Analgesia.

Aumento de la temperatura y vasodilatación tisular.

Efecto sedante, antiespasmódico y relajante muscular.

Aumento de la elasticidad y disminución de la viscosidad del tejido conectivo.

Mejora de la movilidad articular.

Indicaciones:

Fracturas, esguinces, epicondilitis, bursitis, tenosinovitis, tenopatías.

Traumatismos o cirugías, para resoclución del edema en etapa subaguda.

Lumbalgias y lumbociáticas, escoliosis, cifosis.

Poliomelitis, polirradiculoneuritis, lesiones centrales medulares/cerebrales, esclerosis múltiple, miopatías, distrofia simpático refleja.